Archivo por meses: marzo 2020

Procedimientos ERTE a causa COVID-19

El RDL 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes y extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, estima como fuerza mayor los EREs de suspensión y reducción de jornada causados por el coronavirus.

Este Real Decreto establece procedimientos excepcionales para los ERTEs originados por dicha causa en su artículo 22.

El procedimiento se abrirá mediante solicitud de la empresa,acompañándose de un informe que vincule la pérdida de actividad al COVID-19 y añadiendo la documentación acreditativa.

La empresa deberá comunicar esta solicitud a los trabajadores y enviar el informe anterior y la documentación acreditativa a los representantes.

La autoridad laboral dictará la resolución en 5 días desde la solicitud limitándose a constatar la existencia de fuerza mayor, previo informe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que también ha de emitirlo en 5 días,.

La suspensión o reducción de jornada surtirá efectos desde la fecha del hecho causante de la fuerza mayor.

Los trabajadores tendrán derecho al desempleo aunque no hayan cotizado por el periodo mínimo.

COVID-19, Documentación a entregar para ERTE

Real Decreto 465/2020: Suspensión de términos e interrupción de plazos por COVID-19

El Real Decreto 465/2020, de 17 de marzo, modifica ciertos puntos del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria causada por el COVID-19.

En el apartado de la suspensión de plazos administrativos, el Real Decreto 463/2020 en su primer punto de la disposición adicional tercera establecía que se suspendían los términos y plazos para la tramitación de los procedimientos con las entidades del sector público.

Sin embargo, el nuevo Real Decreto 465/2020, da una nueva redacción a esta disposición adicional tercera modificando el apartado 4 y añadiendo el 6 de cara a los procedimientos administrativos e IRPF:

«4. Sin perjuicio de lo dispuesto en los apartados anteriores, desde la entrada en vigor del presente real decreto, las entidades del sector público podrán acordar motivadamente la continuación de aquellos procedimientos administrativos que vengan referidos a situaciones estrechamente vinculadas a los hechos justificativos del estado de alarma, o que sean indispensables para la protección del interés general o para el funcionamiento básico de los servicios.»

«6. La suspensión de los términos y la interrupción de los plazos administrativos a que se hace referencia en el apartado 1 no será de aplicación a los plazos tributarios, sujetos a normativa especial, ni afectará, en particular, a los plazos para la presentación de declaraciones y autoliquidaciones tributarias

En cuanto a Seguridad Social se añade el punto 5:

«5. La suspensión de los términos y la interrupción de los plazos a que se hace referencia en el apartado 1 no será de aplicación a los procedimientos administrativos en los ámbitos de la afiliación, la liquidación y la cotización de la Seguridad Social.».

Real Decreto Ley 7/2020, de medidas en el sector del turismo, comercio y hostelería

El Real Decreto-Ley 7/2020, del 12 de marzo, con el título de medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19, con entrada en vigor el 13 de marzo de 2020, establece varias medidas de apoyo para la prolongación del período de actividad de los trabajadores con contratos fijos discontinuos en los sectores de turismo, comercio y hostelería ligados a la práctica turística, establece que las empresas, excluidas las pertenecientes al sector público, dedicadas a actividades encuadradas en los sectores del turismo, así como los del comercio y hostelería, cuando se encuentren vinculadas a dicho sector del turismo, que generen actividad productiva en los meses de febrero, marzo, abril, mayo, junio y que inicien o mantengan en alta durante dichos meses la ocupación de los trabajadores con contratos de carácter fijos discontinuo, podrán aplicar una bonificación en dichos meses del 50% de las cuotas empresariales a la Seguridad Social por las contingencias comunes y por los conceptos de recaudación conjunta de Desempleo, FOGASA y Formación Profesional de dichos trabajadores.

Estas medidas se aplicarán desde el 1 de enero de 2020 hasta el día 31 de diciembre de 2020.

Esta bonificación se aplicará en todo el territorio nacional, salvo en las comunidades autónomas de Illes Balears y Canarias, durante los meses de febrero y marzo de 2020 ya que durante dichos meses se asignará la bonificación establecida en el artículo 2 del Real Decreto-ley 12/2019, de 11 de octubre, por el que se adoptan medidas urgentes para paliar las consecuencias de los procedimientos de insolvencia del grupo empresarial Thomas Cook.

En el ámbito de afiliación, la identificación de los trabajadores a los que resulte de aplicación, se realizará a través del valor 420 del campo TIPO SITUACION ADICIONAL. El plazo para la comunicación de dicho valores de los meses de febrero y marzo de 2020 se ampliará hasta el día 30 de marzo de 2020.

Turismo, comercio y hostelería vacíos

Como se tipifica una incapacidad temporal, para el caso de contagio o aislamiento ocasionado por COVID-19

Dentro de las medidas para la protección de la salud pública publicadas en el REAL DECRETO LEY 6/2020. Considera que aquellos trabajadores que padezcan contagio o aislamiento por COVID-19, se encontrarán en situación de enfermedad laboral, con carácter excepcional. En lugar de catalogarlo como enfermedad común.

Esta situación repercute directamente en el importe de la prestación por IT que deba percibir el trabajador por parte de la Seguridad Social.

A continuación, vamos a explicar cómo se calcula la prestación en ambas situaciones:

Cómo se calcula la prestación por IT en el caso de enfermedad común:

  1. Necesitaremos tener una Base Reguladora sobre la cual se calculará la prestación.
  2. Cómo se calcula una Base Reguladora:
    Se tomará la base  de cotización por contingencias comunes del mes anterior a la baja dividido entre el  Nº de días del mes (si el trabajador tiene salario mensual sobre 30 y  si el trabajador tiene salario diario, 28, 29, 30, si tiene salario diario).
  3. Una vez tengamos la Base reguladora del mes anterior a la baja causante, aplicaremos el siguiente criterio:
    A partir del 4ª día de baja hasta el día 20 se reintegrará un 60% de la base reguladora.
    Desde el día 21 en adelante un 75% sobre la BR.

Cómo se calcula la prestación por Accidente laboral o enfermedad profesional:

  1. Base reguladora se calculará de:
    Base de cotización por contingencias profesionales del mes anterior menos lo cotizado por horas extras, dividido por el número de días que cotización del mes.
  2. Una vez tengamos la base reguladora, se aplica un 75% sobre la misma,  a partir del día siguiente a la baja.

Baja por coronavirus

Cómo empresa ¿Qué medidas laborales puedo tomar ante esta situación con el Coronavirus?

La situación que estamos viviendo, nos obliga a tomar medidas como empresa, desde Asinom te listamos las medidas laborales por COVID-19 a las que acogerse, como:

  1. Teletrabajo: Ofrece a los empleados la posibilidad de trabajar desde su casa si es posible.
  2. Excedencias: Los empleados con una situación familiar que cumpla unos requisitos podrán solicitar la excedencia.
  3. Vacaciones: Es buen momento para acordar con el trabajador las vacaciones en estas fechas.
  4. Permisos no retribuidos: En el tiempo de permiso la empresa seguirá cotizando por la parte empresarial pero no salarial.
  5. Reducciones de jornada / Despidos: La empresa podrá suspender su actividad si las causas son económicas, de producción, técnicas u organizativas.
  6. ERTE: Se podrá suspender los contratos de los trabajadores temporalmente.
  7. Suspensión de la actividad SIN ERTE: En este caso el trabajador mantendrá su salario.

Los trabajadores ya enfermos con el virus o en cuarentena, al modo de accidente de trabajo, cobrarán el 75%.

AVISO: Según el borrador publicado, en el caso de un ERTE temporal las PYMEs quedarán exentas del 100% de la cotización y las empresa grandes del 75%, mientras mantengan los contratos.