Archivo por meses: marzo 2011

Traspaso de la IT de la Baja 2 a la Baja1

Hay veces en las que se originan dos incapacidades en el mismo mes y tras actualizar el periodo, se nos olvida traspasar la segunda baja a los campos de la primera (ya que para este nuevo mes se correspondería con la baja 1).

traspaso de la baja 2 a la baja 1


Para facilitar el mantenimiento de las IT, el propio programa de Nómina Asinom se encargará de efectuar el traspaso, evitándonos así dicho cometido y a la vez posibles errores.

traspaso de la baja 2 a la baja 1

Cálculo del incremento neto de la plantilla

Calculo del incremento neto de la plantillaEl Real Decreto Ley 1/2011, de 11 de febrero de 2011, dispone que para tener derecho a determinados incentivos establecidos en dicha norma, las contrataciones habrán de suponer un incremento neto de la plantilla de la empresa.

Dicho incremento ha de calcularse de la siguiente manera:

“Se tomará como referencia el promedio diario de trabajadores con contratos indefinidos o temporales en el periodo de los noventa días anteriores a la nueva contratación o transformación, calculado como el cociente que resulte de dividir entre noventa el sumatorio de los contratos indefinidos o temporales que estuvieran en alta en la empresa en cada uno de los noventa días inmediatamente anteriores a la nueva contratación o transformación.

Se excluirán del cómputo los contratos indefinidos o temporales que se hubieran extinguido en dicho periodo por despido disciplinario declarado como procedente, dimisión, muerte, jubilación o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez del trabajador.”

¿Cómo se calcula la Base Reguladora?

Cómo se calcula la base reguladoraLa base reguladora es el resultado de dividir el importe de la base de cotización del mes anterior al de la incapacidad entre el número de días de cotización a que hace referencia (30 si el trabajador es mensual; 30, 31 ó 28, 29 si es diario).

En el caso de no haber permanecido en alta durante todo el mes, se tomarían los días efectivamente cotizados.

Sin embargo, en el caso de que el trabajador haya ingresado en la empresa en el mismo mes en que se inicia la incapacidad, para el cálculo de la base reguladora se tomará la base de cotización de dicho mes, dividida por los días efectivamente cotizados.

En el caso de los trabajadores contratados a tiempo parcial (cualquiera que sea la duración de la prestación de servicios) la base reguladora diaria será la que resulte de dividir la suma de las bases de cotización de los 3 meses anteriores a la fecha del hecho causante entre el número de días efectivamente cotizados en dicho período.

Extinción de contrato incentivado

Extinción de contrato incentivadoEn el boletín de Red 2011/03 se recuerda, que en la Ley 35/2010, de 17 de septiembre de 2010 se dispone que si el empresario liquida un contrato de trabajo incentivado en esta norma y ello supone una disminución del empleo fijo de la empresa en la fecha del inicio de dicho contrato, el empresario puede contratar a otro trabajador para no tener que devolver las bonificaciones o reducciones aplicadas.

Si el nuevo trabajador tuviera derecho a alguna bonificación, ésta no sería por todo el plazo detallado en la Ley sino que se descontará el periodo ya bonificado en el contrato liquidado.

Violencia de genero y jubilación anticipada

En el “Anteproyecto de Ley sobre Actualización, Adecuación y Modernización del Sistema de Seguridad Social” de 2011 se anuncia que las víctimas de violencia de género podrán acceder a la jubilación anticipada a los 61 años.

Para ello será necesario que la extinción laboral no sea imputable al trabajador.

Además se exigen los siguientes requisitos:

– Haber cumplido 61 años.

– Estar inscrito en la Oficina de Empleo como demandante de empleo durante los 6 meses anteriores a la fecha de solicitud de la jubilación.

– Haber cotizado durante un mínimo de 33 años a la Seguridad Social.

La extinción de la relación laboral consecuencia de la violencia de género dará acceso a la jubilación anticipada en las mismas condiciones que si el cese en el trabajo se hubiera producido como consecuencia de una situación de crisis o cierre de la empresa que impidiera la continuidad de la relación laboral.